jueves, 13 de agosto de 2015

Primera reunión preparatoria
del encuentro autogestionado

El pasado 11 de agosto, nos reunimos un pequeño grupo de mujeres para empezar a pensar cómo queremos que sea el encuentro autogestionado de finales de año propuesto por Aula Propia.

Por motivos de trabajo, por estar fuera de Managua o por otras razones, no pudieron acudir todas las que estaban interesadas.

Sí estuvieron presentes Martha Juárez, Gema María Manzanares, Gabriela Montiel, Mariela Bucardo, Gabriela Ruiz, María Martha Escobar, Nadine Jubb, Greta Fajardo, Martha Jaén, Marlen Chow, Eveling Carrazco y un cronista que recogió por escrito las impresiones y propuestas del grupo.

Desde Aula Propia volvimos a explicar que el encuentro lo haremos entre todas, que no es algo propio del colectivo, sino de quienes participamos. No todas las miembros de Aula Propia estaremos de acuerdo, no hay posiciones únicas, hay intereses y planteamientos diferentes.

Invitamos a dialogar, aprender y reflexionar juntas. Podemos pensar en un nombre, que nada está escrito en piedra. Hicimos énfasis a que la autogestión va más allá de los recursos económicos: asumiremos las ponencias, la recogida de la basura, la organización del espacio, el apoyo y la solidaridad. Queremos hablar desde lo que nos mueve, nos convoca y nos interesa, todo eso es política, pero nos queremos distanciar un poco de las agendas más institucionales. Por eso, decimos que hablaremos sin colores políticos de ningún tipo, lo que no quiere decir que no estemos hablando en todo momento de la política que nos cruza.

Comenzamos comentando al grupo qué nos había convocado, qué nos había interesado más de la propuesta y cuáles serían las primeras ideas para darle forma al encuentro. Estas son algunas de las opiniones e ideas:

“A mi me interesa la posibilidad de establecer alianzas entre mujeres. Cómo nos cuesta entendernos, no a nivel individual, sino de movimientos. Debe haber, debemos buscar maneras de entendernos".

"Me parece importante la autogestión. Dada la salida de la cooperación internacional del país, debemos romper con la dependencia de la cooperación”.

“Sí creo que debemos partir de algunos acuerdos mínimos, sobre el trato, por ejemplo, sobre cómo tratarnos, sobre no realizar un encuentro partidista ni proselitista, y sobre cómo queremos darle proyección pública al encuentro”.

“Todos los espacios en los que yo he participado han sido autogestionados, no tengo experiencia con la cooperación ni en eventos enormes con fondos de la cooperación”.

“Hace falta un espacio para reencontrarnos. El último que tuvimos fue el encuentro de Matagalpa. Creo que un encuentro no tan estructurado podría ser más rico. Porque muchas veces son las pláticas e intercambios que surgen fuera de la agenda: las que son más enriquecedoras.”

“Aspiro a un espacio más relajado, con un posible apoyo institucional pero que no inyecte estrés ni dinámicas proyectistas”.

“Es necesario plantear alternativas para los temas de alimentación, recogida de basura, cuido de los hijos e hijas de mujeres que quieran participar. Hay que desvincularlos de la lógica de que siempre son mujeres las que están sirviendo en la comida, limpiando... Es importante que tengamos ese tipo de reflexión. Que se critique que siempre hay alguien que haga las cosas por vos. Creo que debemos organizar, en el encuentro, espacios de cuidado mixtos, nos toca pensar posibilidades más allá de las que nos enseñan”.

“Pienso en un espacio en el que hubieran momentos de trabajo en grupo para la reflexión o presentación de algún tema, pero que también fuera un lugar abierto donde la gente exprese lo que quiera, lo que siente, lo que le molesta de lo que está pasando en el país”.

“Creo que podríamos rescatar cosas que sí nos hicieron reflexionar en el encuentro de Matagalpa y, además, promover que cada quien comparta cosas nuevas de las que se ha ido dando cuenta en su activismo, en su trabajo académico, en sus investigaciones, para replantearnos los feminismos”.

“Creo que podrían decidirse los temas de reflexión en el mismo encuentro, es decir, no llevar planteamientos cerrados ya desde antes del encuentro”.

“Sería interesante contar con actividades lúdicas, y que una parte sea abierta a un público amplio. Compartamos cosas en común con quienes se asumen como feministas, pero también hagamos un encuentro abierto, abramos los procesos a personas feministas o no. También, que sea un encuentro inclusivo de quienes no pueden participar en un encuentro autogestionado”.

“Opino que podemos aprovechar el encuentro para comentar nuestra experiencia académica, qué cosas aprendemos en el aula y compartir procesos más allá de los estructurados y tocar otras cosas que nos vinculan con los que sentimos, con lo que vivimos”.

“Yo trabajo en una organización, pero eso no agota todo mi activismo ni todo mi feminismo. Creo que el encuentro es una posibilidad de encontrarse con otras mujeres. Desde el encuentro de Matagalpa, no ha habido oportunidad de encontrarnos; los Diálogos Feministas que se dieron varios años atrás, desaparecieron. Necesitamos un espacio para conocer a qué nos estamos enfrentando, conocer en qué andamos. Y que no sea tan estructurado, los espacios estructurados en ocasiones silencian cosas interesantes”.

“Me parece poco un día; las feministas hablamos demasiado. Hay que ver la posibilidad de celebrar varios encuentros”.

“Los procesos de reflexión de Aula Propia siempre me han parecido interesantes. Creo que es lógico hacer algo más grande para discutir más cosas con más gente. Es una oportunidad de actualizar temas, demandas, de ver qué hay nuevo”.

“No creo que este encuentro tenga que ser en contraposición al de Matagalpa”.

“Junto con la propuesta, circulamos algunos documentos, que no son de lectura obligatoria, claro, pero pueden ayudar a situar los debates. Quizás deberíamos buscar las Memorias del encuentro de Matagalpa y de los Diálogos Feministas para facilitárlos a quien quiera leerlos”.


Algunas propuestas de acuerdo sobre las que podemos continuar el trabajo:

  • Será un encuentro autogestionado (nombre definitivo, aún pendiente).
  • No pretendemos incluir al 100% de las mujeres feministas, ni asumimos ni pretendemos la representación de todas las mujeres.
  • El encuentro será de dos días, en principio, en la última semana de noviembre.
  • El encuentro estará abierto a mujeres, mujeres diversas, hombres y hombres diversos, feministas o no.
  • Se combinarán espacios teóricos de discusión y espacios lúdicos.
  • Se combinarán espacios estructurados y espacios abiertos.
  • Sí debemos favorecer la participación de todas las mujeres que quieran acudir. Ello implica buscar alternativas para:
    • Mujeres que vivan fuera de Managua,
    • Mujeres con escasos recursos económicos, para costear su participación
    • Mujeres con hijos e hijas.

  • Algunas ideas:
    • Promover espacios simultáneos en otras regiones del país.
    • Organizar sistemas de alojamiento y alimentación solidarios y transparentes para mujeres de fuera de Managua y/o mujeres de escasos recursos económicos.
    • Cada quien aporta su propia comida.
    • Posibilidad de venta de comida.
    • Organizar equipos mixtos de cuidados (alimentación, cuido de niños y niñas, limpieza...). Y que estos espacios de
    • cuidado no sean sólo lúdicos, sino que se les dé contenido. Se puso de ejemplo el trabajo que hace Carol Solórzano en el PAC, cuentos para niñas y niños.
    • Promover que quien quiera busque fuentes de financiación propia que les permitan acudir al encuentro.
    • Favorecer que, quien los necesite, haga públicas sus necesidades de apoyo, recursos o logística.
    • Se debe reflexionar sobre las participación de los hombres, tanto en los espacios de cuidados como en los de reflexión.

Finalmente, queremos preguntarles a todas:

¿Qué temas les interesan o quisieran se abordase? ¿Quiénes quieren presentar un tema para la reflexión?

Recuerden que quienes asuman estos temas deben de prepararse, si requieren apoyo, pueden solicitarlo, pero en principio cada una se hace cargo. Sabemos que no todos los temas entrarán, por eso estamos pensando en un proceso, pero queremos saber su opinión y propuestas y pensar juntas cómo organizar el encuentro.

Por ejemplo, hay compañeras que acaban de terminar su tesis de su maestría y quieren compartir sus reflexiones; otras compañeras pueden ofrecernos una clase de yoga, etc.

Se convoca a todas a la próxima reunión de trabajo:


Martes 25 de agosto, a las 5:30, en la UCA, frente al Pabellón K.


Llevemos papelógrafos y marcadores.

No hay comentarios :

Publicar un comentario